Por qué nos cuesta hacer ejercicios
in

Porque nos cuesta hacer ejercicios

La falta de interés de algunas personas está asociada más a  que a la misma “flojera” de realizarlos a factores culturales, educativos e incluso a factores heredados de nuestros antepasados

Sudar, pasar frío, sentirse sin aliento, los dolores musculares o el sacrificio que implica son elementos que juegan constantemente con la mente, que suele entrar a menudo en una confrontación con la voluntad de las personas.

Para el profesor David Lieberman, experto en la evolución biológica del ser humano, la negativa de realizar ejercicios tiene una explicación que puede remontarse incluso hasta nuestros ancestros.

En un trabajo que realizó en 2015, el profesor de Harvard explica cómo nuestros antepasados tenían la tendencia de reposar y guardar energía cuando no estaban obligados a someter al cuerpo a exigentes jornadas de caza o de traslado.

«Es natural y normal ser físicamente flojos», aseguró.



  • Cultura del sofá

Para el profesor Marco, del centro Alto Rendimiento en España «La cultura y la educación toman un aspecto relevante a medida que se va creciendo».

View this post on Instagram

#10mesesposparto Seguimos progresando poco a poco, el 28 de agosto pesaba 66 kilos, hoy 17 de septiembre estoy a 64 (mido 1,69 aprox) mi porcentaje de grasa bajo de 22.5% a 21% de grasa corporal. La medida en mi cintura disminuyó en un mes 2 cm. Y el porcentaje de músculo incrementó en un 0.5% (aunque es poco es positivo ya que no estoy perdiendo masa muscular, es fácil desgastar músculo cuando estamos en plan de pérdida de grasa donde hay un déficit calórico ligero y hacemos cardiovascular, mi secreto es consumir suficiente proteína, no abandonar el carbohidrato en el día y por supuesto entrenar pesado) Cuando me enteré que estaba embarazada pesaba 64 aproximadamente pero en ese entonces tenía más o menos 2 kilos de más que me quedaron por la pérdida (cuando perdí el bebé en octubre del 2016 entre el reposo y la depre aumente como dos kilos que nunca me quite) .. así que bueno, ya alcanzamos el peso que tenía antes del embarazo, les doy mi peso junto con otras cifras porque como siempre les digo, el peso hay que contextualizarlo con la grasa corporal y las medidas de esa manera podemos ver de dónde viene lo poco o mucho que perdemos. Cada cuerpo es diferente y los gustos de cada quien también, mi meta no es imponerles un tipo de cuerpo, hay belleza en la diversidad de cuerpos que existen, cada quien tiene una forma corporal con la que se siente más cómodo y a gusto, eso es lo que hay que perseguir, y ningún momento parecerte a nadie.

A post shared by Sascha Barboza (@saschafitness) on

«Si nunca se ve a nadie de tu familia o de tu entorno practicar deporte o hacer ejercicio será difícil  que se sienta atraído a hacerlo. En caso contrario el niño lo incorpora como algo implícito para el resto de su vida«, explicó

«La gente quiere resultados rápidos porque asocian que hay un sufrimiento que requirió mucha voluntad y disciplina», agregó para BBC Mundo.

«Si no ven la recompensa aparecen las dudas y cuestionan si está valiendo la pena el esfuerzo«.

Según el preparador físico español lo más recomendable es entender que se trata de un proceso lento, que si bien requiere voluntad y dedicación, con el tiempo se obtendrá la recompensa.

Foto: Pexels

Y que no hay nada reprochable con el hecho de que algunas personas son simplemente más perezosas y otras por naturaleza son más activas.

Fuente: BBC / Por qué nos cuesta tanto hacer ejercicio (y no es sólo por flojera)


Written by Alejandra Joves

Periodista