Chicha
in

La chicha: una bebida que se niega a desaparecer

Una bebida emblemática del altiplano cundiboyacense, que por mucho tiempo fue prohibida, perseguida y estigmatizada por su efecto embriagador, además que, por razones higiénicas, de mercado y morales, razones que no lograron acabaron con esta tradicional preparación.

La chicha cumple un papel protagónico de la región andina del centro de Colombia y de la capital del país, por ser símbolo de la resistencia del mundo precolombino, además formar parte de las costumbres de las comunidades campesinas que se vieron obligadas a migrar a las ciudades.

Esta es una bebida fabricada con los granos maíz que son masticados y luego depositados en recipientes para que fermente, que causó estupor entre los españoles durante la conquista, por los efectos que generaba entre los nativos, quienes perdían el control durante los ritos ceremoniales, celebraciones familiares o para reponerse del trabajo en el campo.

Pese al rechazo de los españoles por la chicha y sus nocivos efectos, fueron ellos quienes le agregaron a la receta el uso de miel caña de azúcar para endulzarla, mientras combatían su consumo entre los indígenas que habitaban la capital y atiborraban “las chicherías” que proliferaron durante la época en Bogotá por lo fácil de instalar debido a la popularidad de la receta y bajos costos de la fabricación de la antigua bebida ceremonial.

Prohibida en diferentes épocas por la Real Audiencia, arzobispos, ministros y concejales de Bogotá, a pesar de ello, la chicha estuvo en el centro de las reuniones de las clases populares; ataviados con ruanas y alpargatas, los habitantes del altiplano cundiboyacense siguieron reuniéndose y emborrachándose con ella.

La entrada de la cerveza al mercado colombiano, demostró el poderío de las antiguas tradiciones, por lo que la bebida alemana tardó casi 30 años para desplazar a la chicha, ayudado con la Ley 34 de 1948 que prohibió la elaboración de la chicha.

Sin embargo, la chicha siguió preparándose en espacios privados y comercializándose de forma ilegal, lo que la ha mantenido viva hasta el siglo XXI.

La receta de la chicha de Leopoldina Toscano forma parte del Patrimonio Cultural de los colombianos y se conserva en el archivo Señal Memoria de RTVC, Sistema de Medios Públicos.

Print Friendly, PDF & Email