Jordi Cruz
in

Jordi Cruz y la pasión adictiva por los fogones

El reconocido chef español, jurado del Master chef y cocinero del Àbac Restaurant & Hotel, desde muy joven ha estado trabajando en los fogones, que le han llevado a recibir diferentes reconocimientos, entre ellos tres estrellas Michelin.

Nació en Manresa, Barcelona, en 1978, estudió cocina en la Escuela Superior de Hostelería de su pueblo natal. Empezó a ejercer como cocinero a los 14 años en el restaurante Estany Clar de Cercs en Barcelona, donde se mantuvo hasta 2007.

Iniciando la carrera

En 2002 Jordi Cruz ganó el Campeonato de España para Jóvenes Chefs y al año siguiente obtuvo los premios Premio Internacional de Cocina con Aceite de Oliva de Jaén, Paraíso Interior, y el premio del Campeonato de España para Jóvenes Valores en la ciudad de Marbella.

Con 26 años se convirtió en el chef más joven de España y el segundo del mundo en conseguir una estrella Michelin y fue con el restaurante Esany Clar de Cercs, en la segunda edición de 2004.



Dos años después ganó la primera edición del Concurso Cocinero del Año –CCA-, en el que actualmente Martín Berasategui es el presidente y del que Jordi Cruz ocupa el cargo de vicepresidente.

Jordi Cruz pasó a ser gerente y jefe de cocina del restaurante L’Angle de Món Sant Benet, en 2007, y un año después, el restaurante obtuvo su primera estrella Michelin, que mantiene con el jurado de Master Chef al frente.

Sin dejar su trabajo en  l’Angle, Jordi Cruz se incorpora al Àbac Restaurant & Hotel, en Barcelona en 2010. Este perdió la segunda estrella Michelin tras la marcha de Xavier Pellicer, al poco de entrar Cruz como chef, y recuperó la segunda estrella Michelin en 2012, y ha obtenido la tercera estrella Michelin en la edición 2018 de la prestigiosa guía.

El Àbac Restaurant & Hotel, caracterizado por una cocina creativa que une la tradición a la técnica y la innovación le hace merecedor de tres estrellas Michelin. Cuenta con espacio para 56 comensales, más dos salones de eventos con capacidad para 20 y 60 comensales respectivamente. De su cocina de 200 m2 salen delicias tan sugerentes como nieve de ternera aliñada, velo de mostazas y crujiente de pan a la pimienta, crujiente de alcachofa y puré de raíces picantes… Cuenta con platos de carta. El menú Àbac (135€) y el menú gran Àbac (155€), además de una bodega con un millar de referencias.