El talento se fuga de Silicon Valley
in

El talento se fuga de Silicon Valley

El motivo esgrimido con más frecuencia es el coste de la vivienda. En la televisión local lo definen como éxodo, sin miramientos. Los migrantes se mudan a Sacramento, Austin (en Texas) y Portland (en Oregón), donde la vida es más barata.

Silicon Valley sigue siendo la capital tecnológica pero la presión inmobiliaria y la lentitud de salida a bolsa de las startups para poder convertir en dinero las acciones preferentes, tiene sus consecuencias.

Fondos de inversión, visionarios y emprendedores abandonan la capital tecnológica y lugares como Nueva York, Los Ángeles o Miami comienzan a despertar como nichos de ‘startups’.

A pesar de que los negacionistas señalan que es cíclico, los datos reflejan un hecho irrefutable: la fuga talentos de Silicon Valley es constante y se acentúa.



El motivo esgrimido con más frecuencia es el coste de la vivienda. En la televisión local lo definen como éxodo, sin miramientos. Los migrantes se mudan a Sacramento, Austin (en Texas) y Portland (en Oregón).

Un millón por casa

El precio medio de compra de una casa en San Francisco roza el millón de dólares según los datos del portal Zillow. Mientras que en Sacramento, capital de California, se queda en poco más de 300.000.

Esto ha provocado un crecimiento de emigración neta negativa de 2.332 habitantes según cifras del ayuntamiento, pero eso son solo los censados.

Empresas como U-Haul, GGV Capital, High Ridge Partners Ventures han salido de San Francisco y han comenzado a invertir en otras zonas más económicas como Detroit o Miami.

No son los únicos en este espacio. Jim Clark, cofundador de Mozilla también se ha mudado a Florida.

El último en dar la voz de alarma ha sido Peter Thiel, uno de los perfiles más polémicos de la zona, que ha apoyado mover parte de su fondo a Los Ángeles lanzando un mensaje claro: no piensa volver a invertir en Silicon Valley mientras tenga la sensación que la mitad de su dinero queda en manos de los magnates del ladrillo y los servicios.

Fuente: El País / El desorbitado precio de la vivienda en Silicon Valley provoca una fuga de talentos