El plan de Pekin para dominar el mundo
in

El plan con que Pekín quiere conquistar el mundo

Crear un avión de pasajeros fabricado en casa, su primer tren bala que viaja a 400 km/h y  sus carreteras inteligentes que van a recargar autos eléctricos en movimiento, sus robots o sus nuevos satélites, son los planes que forman parte del «Made in China 2025» que abrió el grifo para que corrieran miles de millones dólares con el objetivo de que el país se convierta en una potencia industrial y tecnológica.

Con este nuevo plan, Pekín ha dicho abiertamente que quiere dejar atrás su fama como proveedor de zapatillas, ropa y juguetes baratos. Pasar de ser un país de mano de obra de bajo costo a uno de ingenieros.

Tanto le preocupa a Washington la estrategia de Xi Jinping, que el secretario de comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo que era «aterradora», refleja el portal de noticias de la BBC.



«Ellos han sido la fábrica del mundo y ahora quieren ser el centro tecnológico del mundo», señala Ross.

Por su parte Donald Trump considera un «robo de tecnología» que atenta contra la seguridad nacional y la libre competencia y que ahora está en el centro de una potencial guerra arancelaria entre los dos países

China considera sus aspiraciones completamente legítimas y califica las acusaciones de Estados Unidos como falsas.

«No se trata de seguridad nacional. Es discriminatorio», dijo el viceministro de Finanzas, Zhu Guangyao.

Ning Wang, investigador senior del Instituto Ronald Coase, advierte que la estrategia ha estado excesivamente centrada en empresas estatales, aunque afirma que «Made in China 2025» es «deseable y beneficioso para China y el resto de los países».

China avanza a pasos agigantados / Foto: Stocksnap

Para llegar a la meta, tendrá que enfrentar varios desafíos como la resistencia internacional, la falta de espacios para que la iniciativa privada tome vuelo y una posición de desventaja histórica porque sus competidores comenzaron la carrera muchos años antes, dicen los expertos. Sin embargo, el avance silencioso de la segunda economía más grande del mundo podría traer sorpresas antes de lo esperado.

Fuente:BBC/ No más zapatillas, ropa y juguetes baratos: cómo es el ambicioso plan «Made in China 2025» con el que Pekín quiere conquistar el mundo