El gusto por el cacao
in

Locos por el cacao

El cacao tiene la facultad de devolver el apetito, porque activa la neurona responsable del sentido del gusto

Un proyecto de investigación promovido entre el famoso restaurante Celler Can Roca y el banco español BBVA, con la colaboración de la Sociedad Española de Neurología (SEN), descubrieron que es posible recuperar el sentido del gusto, mediante la estimulación sensorial con la ingesta de cacao.

Se conocen muchos beneficios del cacao sobre la salud, al que se le suma el que pacientes vuelvan a degustar nuevamente el chocolate.

Jesús Porta-Estessam, médico neurólogo, miembro de la SEN, argumentó: “Con seguridad sabemos que los pacientes han sentido el chocolate diseñado para ellos y un porcentaje importante ha tenido la sensación de degustarlo otra vez”.

El especialista indicó que, realizando un patrón individual de gusto, sabor y del tacto de cada paciente puede lograrse recuperar algo de los sabores que tenían antes.

Los sentidos del gusto y el olfato son los que se conocen como sabor, por ello, Porta-Estessam explicó “el gusto sería como la estructura del edificio y el olfato como el ornamento que hay alrededor, el que capta los aromas y nos ayuda a distinguir, por ejemplo, entre un vino y otro”.

Con los test clínicos generados por el proyecto se puede realizar el perfil de cada persona y realizarle las recomendaciones culinarias individualizadas que le puedan ayudar a mejorar su condición, que, según el neurólogo, sería “especialmente importante” en pacientes oncológicos que pudiesen sufrir de desnutrición ante la negativa a alimentarse por la falta de sabor.

El gusto puede perderse mayormente por efecto de tratamientos como la quimioterapia, algunos medicamentos y por deficiencia de vitaminas, mientras que el olfato se pierde habitualmente provocado por cuadros infecciosos o traumatismos en la cabeza.

La idea de este proyecto surgió luego de que el afamado chef Jordi Roca conociera que su amigo Oriol Blanes, había perdido el gusto y el olfato. “Cuando Oriol me contó lo que le pasaba, empaticé mucho con él y empecé a pensar si podía aportar algo a este problema”, expresó Roca.

Ante esta iniciativa, el equipo de Jordi Roca creó un postre individualizado para cada uno de los pacientes que formaron parte del proyecto.

El neurólogo aseguró que el cacao es el mejor elemento para esta investigación, porque considera que es “individualizable” y permite “Hacer un  traje a medida de cada persona”.